Marks & Spencer, comprometida con el medioambiente

imagen-plan-a.png

Marks & Spencer (M&S) ha incluido en su web una campaña llamada Plan A, obra de la agencia londinense Digit. En esta web 2.0, Marks&Spencer consigue tres objetivos: unirse emocionalmente a su cliente sumandose a la responsabilidad por el medio ambiente que nos afecta a todos, desarrollar una estrategia de marketing social que tan buenos resultados ofrece si se sabe desarrollar a medio y largo plazo y reducir costes en energía.

A través del slogan de la campaña «Plan A, por que no hay Plan B» da énfasis a la importancia que tiene el medioambiente y a las necesidades que comporta hoy, por algo el tema es tan relevante, desde los medios de comunicación, políticos que apuestan por la causa y objetivos individuales, entre otros.

La campaña ofrece 100 compromisos ecológicos que la empresa se ha impuesto en un periodo de cinco años y los resultados obtenidos en los primeros doce meses. El visitante puede también crearse su propio plan ecológico y ofrecer sugerencias. En la web, también se informa del reciente acuerdo entre Marks & Spencer y Oxfam, que han lanzado una campaña para animar a los consumidores a reciclar la ropa.

Entre los cien puntos a cinco años de compromiso podemos destacar: reducir las emisiones de carbono para 2012, abastecerse de materias primas sostenibles, promocionar la salud, reducir el gasto y tratar correctamente a los proveedores.

A finales de 2007 abrió las puertas la primera ecotienda de la compañía en Bournemouth. El objetivo es reducir las emisiones de carbono de la tienda en un 55%, lo equivalente a 244 vuelos de Londres a Nueva York. Esto se conseguirá a través de iniciativas como unos sistemas de luces más eficientes, incorporando la luz del día y sensores de movimiento, además de bombillas de bajo consumo. El distribuidor también probará un nuevo sistema de refrigeración con emisiones de carbono más bajas que las versiones tradicionales.

Otras compañías que han lanzado webs con compromisos y consejos medioambientales son Iberdrola y Michelin.

El Omniconsumer

 

El cliente cada vez es más inteligente y está cambiando su forma de relacionarse con las marcas y con las organizaciones, según un estudio de IBM Analysis a más de 16.900 consumidores de todo el mundo.

Para definir al consumidor del siglo XXI podemos utilizar 3 adjetivos: escéptico, poderoso y conectado.

Respecto a la compra, Internet y las redes sociales tiene un poder decisorio, el 53% de los consumidores usan internet para comparar precios entre tiendas y marcas, los adolescentes usan sus móviles para enviarse mensajes pidiendo consejo y se conectan a internet desde el móvil para consultar sobre el producto mientras está comprando en la tienda.

Y si hablamos de entretenimiento, internet tiene el triple de consumidores de ocio que la televisión, en la franja de uso de 6 horas diarias o más. Las principales webs que navegan son espacios como YouTube, MySpace, Facebook, videojuegos o juegos para móviles.

En cuanto a compromisos, la gente está dispuesta a pagar hasta un 20% más por recursos energéticos respetuosos con el medioambiente. Ojalá esa concienciación fuera generalizada, productores y consumidores adoptando la misma postura, así las generaciones venideras verán lo maravillosa que es la naturaleza y no quedará en un recuerdo sino un presente.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.